Un “despertador psicológico”

Suelen utilizarse los términos “buscador” o “guerrero espiritual” para denominar a las personas que indagan sobre sí, que se preguntan a cerca del sentido de la vida, que se proponen desarrollar valores elevados y que  cultivan la vida cotidiana  para desarrollar sus energías y alinearlas  hacia la Totalidad.
Proponerse aprender de todo y de todos es una tarea maravillosa, rica, llena de sorpresas y misterios, pero no es fácil saber qué hacer cuando decidimos vivir sin pertenecer a instituciones, ni a grupos y  ni a nada ni a nadie en particular.

Ramiro Calle, en  “La vía secreta del guerrero espiritual”, Ed. Oniro, propone un código de conducta, una técnica de perfeccionamiento o instrumento útil para intensificar la atención, la auto vigilancia y propulsar el auténtico despertar de la conciencia. No se trata, en absoluto, de un código coercitivo, nadie se lo impone al guerrero, sino que él mismo adquiere un compromiso con él.
Calle aclara que el código que él mismo propone es producto de su propia experiencia, por ello es una tarea interesante que cada quién se anime a crear su propio código y a reformularlo cada vez que haga falta en función del transcurrir de su propia experiencia.

1.   Nada de lamentaciones: al lamentarnos, experimentamos un temporal alivio, pero perdemos parte de nuestra energía y nos debilitamos.
2.    Nada de auto compadecerse: no ceder a la autocompasión puede permitir aprovechar el propio ánimo para pulirse y sacar fuerzas de la propia debilidad pasajera.
3.   Superar la auto importancia: nuestro propio narcisismo es fuente de dolor y nos hace débiles y neuróticos. Así quedamos pendientes de los juicios de los demás sobre nosotros, nos sentimos rápidamente heridos si no nos consideran lo que esperábamos, ansiamos ser centro de atención y reclamamos incesantemente cariño y cuidados.
4.    Cambiar el «no puedo» por «no quiero». “Incluso debemos aprender a decir «no quiero» en lugar de «no puedo», cuando sea así, de manera cortés, pero exponiendo nuestra verdadera intención.
5.    Cambiar «me hacen» por «me hago». Es cierto que estamos expuestos al maltrato de los otros, pero en la vida cotidiana por lo general, siempre que nos hacen o muchas que nos hacen, es porque nos dejamos hacer.
6.    No mentir, no falsear (ajustarnos a la realidad tal y como es). No solo mentimos a los otros o les falseamos los hechos, sino que con más frecuencia todavía nos mentimos a nosotros mismos. El guerrero espiritual utiliza la realidad para ponerla al servicio de su búsqueda, utilizarla como piedra de toque para pulir su carácter.
7.    Nada de pretextos o justificaciones. Si algo tienes que pretextarlo, no lo hagas. El guerrero vive exponiéndose, no pretextándose, abriéndose, no justificándose.
8.    Ser responsables de nuestros actos: se requiere valor y coraje para responsabilizarse de todo acto. Trata de ser diestro y directo, pero si se equivoca, asume su equivocación.
9.    Nunca culpabilizarse ni arrepentirse. La culpa y el arrepentimiento son falaces e infantiles.
10.  No arrogarnos cualidades de las que carecemos.
11.  Aceptación, amor por nosotros mismos y por las demás personas: Aceptación no es resignación. Aceptación es asumir las cosas tal cual son y desde esa actitud de aceptación, comenzamos a tratar de modificarnos.
12.  Ecuanimidad más allá de la avidez y la aversión
13.  Ser concientes sin prejuicios y condicionamientos, vigilante a la mente, la palabra y la acción.
14.  Tomar la vida como un maestro, un reto, sin demandar excesiva seguridad.
15.   Ser de todos, pero de nadie demasiado: En el lago se reflejan las estrellas por la noche, pero ninguna puede aprisionar sus aguas. Así es el guerrero. En disponibilidad, abierto, pero no se hipoteca con nadie, no alimenta dependencia, ni apegos mórbidos.
16.   Ser el propio refugio, la propia lámpara, la propia autoridad, dependiendo psicológicamente de uno mismo.
17.   Desarrollar el sentimiento de que cada segundo puede ser el último: La muerte no es mañana; es hoy. Siempre será hoy cuando llegue la muerte, el gran mensajero divino. Cuanto más apegados estemos, más la temeremos; cuanto más ego tengamos, más horror nos inspirará. Sin apego, sin ego, ¿qué es la muerte?. Su idea no debe debilitarnos, sino proporcionarnos fuerza. Si vivenciamos cada segundo como que muy bien puede ser el  último, le procuraremos un significado pleno y creativo y lo haremos en inafectación y libertad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Un “despertador psicológico”

  1. Marcelo dijo:

    ¿Por qué pertenecer? Si la “pertenencia” responde a la presión social y a la necesidad de reafirmación del yo, le bajo el pulgar, si es producto del amor, la afinidad o la coincidencia de valores vale la pena sentirse parte. Aunque en la vida real esta pertenencia sea la más difícil de encontrar y por ello terminamos como nuestros antepasados viviendo en cuevas alejados unos de otros. Por eso, siento que este blog es un espacio que nos permite acercar nuestras cuevas.
    Con respecto al texto de Ramiro Calle, no tengo mucho que decir ya que es un ejemplo magnífico de las directrices a seguir en el camino del crecimiento. ¡Hagamos entonces nuestro propio código interno y sigámoslo en la práctica!

  2. Hola Marcelo. Creo que somos sutilmente manejados por “códigos” establecidos, silenciosos, eficaces…una norma, más vieja que el mundo, es la que enuncia algo así como “si no pertenecés, no existís”. Si nos disponemos desafiar estos mandatos, quedamos marginados y muchas veces nos sentimos “NADA”. Dado que la humanidad ha pasado por muchas lecciones acerca del costo que tiene no pertenecer al grupo, dado que muchos han sido marginados y sus historias fueron contadas, hoy en día hay muchas personas que aprendieron y pueden comprendernos, no es necesario estar solos hasta el final. Esta es una de las ideas del blog. Te mando un abrazo…gracias por tus palabras. Fanny

  3. javycb dijo:

    Hola a todos!
    La guía que propone Ramiro Calle me parece poco más que ideal, sinceramente. Son los típicos consejos que te dan a lo largo de tu vida y que te ayudan a crecer, pero todos de golpe. Quizás su fallo sea ese. Creo que cada epígrafe debes leerlo en un momento de tu vida para crecer; que deberían dárnoslo tras haber cometido el error correspondiente a no poner en práctica cada “mandato”. Añado que me parece que es universal y aplicable a todo ser humano, algo dificil de conseguir. Un diez para Calle.
    Sobre la introducción que haces, Fanny, debo reconocer que soy un ”guerrero espiritual” muy poco práctico. Me quedo casi siempre en la mera teoría, desgraciadamente. Quizás por ello (entre otras cosas) me encasillan en el 5 del enneagrama.
    Sobre lo que dice Marcelo, si me lo aplico, afirmo que mantengo firmes mis pensamientos con mas fuerza si me veo respaldado por amigos cercanos, aunque sólo sea por uno de ellos. Hace tuve una experiencia personal un tanto traumática para mi. Me encontraba solo y… quería ser como los demás. Siento hablar de esto de forma tan abstracta pero es un tema demasiado… personal.
    En fin, ¡¡un saludo!!

  4. ¡Hola Javycb! Ya casi podríamos hacer un nuevo blog que incluya solo la historia de nuestras comunicaciones.
    El código está bueno para ir desmenuzando sus ideas paso a paso mientras recorremos el camino, es imposible grabarlo de una sola vez. Hay una distancia de tiempo y experiencia entre los ítems que enuncia y la práctica y cada persona la recorrerá de acuerdo a sus características personales. A propósito de esto, me pregunto ¿Estás seguro que sos un guerrero poco práctico? ¿No será que sos un “guerrero espiritual Eneatipo Cinco?. Dudo que estés quedando “solo en la mera teoría”, recordá la ley que enuncia “somos lo que pensamos”…tan solo desde ahí, estoy segura que ya estarás marcando a tus acciones con altos valores. No importan tanto las grandes cosas, los logros ruidosos, lo pequeño cuenta aunque no conlleve aplausos…segundo a segundo de nuestra vida, lo pequeño hace a lo grande. Estoy segura que estás intentando mucho y eso VALE, las ideas también son parte de la acción, de lo que somos. Y si no…¿Para qué tomarte tanto trabajo en estos intercambios? Un abrazo afectuoso, Fanny.

  5. claudia dijo:

    es interesante

  6. Joselu dijo:

    Hola a todos.
    La primera vez que oí el “código” fué hace unos veinticuatro años, en una cinta de casette que todavía conservo. Me identifiqué totalmente con lo que expresaba, pero además, la voz profunda que narraba su contenido hacía que las palabras que se ven escritas, entrasen por un ventanal y que llegaran con mas convicción a tus sentidos.
    No sabía quien sería el autor de aquella narración, hasta que hace poco tiempo escuché una entrevista en canal plus. Esa voz tan peculiar me era familiar.
    Si alguien sabe como conseguir el audio de Ramiro Calle “El código de conducta del guerrero espiritual”, le agradecería que me dijera como conseguirlo, porque el casette se escucha ya muy mal.
    Gracias.

    • Hola Joselu. Escribí el artículo basándome en el libro “La ví secreta del guerrero espiritual”, de Editorial Oniro, impreso en Barcelona, lo compré en Buenos Aries. Yo no tuve acceso a ningún material grabado, pero te podés fijar en su sitio web, tiene algo en audio: http://www.ramirocalle.com/. Espero haberte podido ayudar algo a encontrar buen material. Un abrazo, Fanny.

  7. leon dijo:

    Increible!!!
    Un gran mensajero!

  8. Begoña dijo:

    Hola,

    Me ha gustado mucho leer éste post.
    GRACIAS por compartirlo. :o)
    Saludos,
    Begoña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s