Es mejor no hacer nada que perder el tiempo

Foto: DOKUSHÔ VILLALBA

Foto: DOKUSHÔ VILLALBA

En nuestra sociedad competitiva y materialista  decir “no hacer nada” sugiere casi automáticamente el surgimiento de conceptos tales como pereza, inactividad, indolencia, palabras cargadas de una fuerte connotación negativa.

Por suerte para los vendedores de “espejitos de colores” del mundo, estamos acostumbrados a no soportar el silencio, la nada o el vacío; generalmente nos encontramos buscando algo para hacer que sea más llevadero que estar con nosotros mismos: siempre habrá un juego al que jugar, una salida para hacer, una comida sofisticada para saborear, algún encuentro con cualquier persona que llene el hueco del fin de semana aunque no revista ninguna importancia para nosotros, en definitiva, siempre habrá algo mejor que hacer que no hacer nada.

Cuando se producen “huecos” de ocupaciones en nuestra vida cotidiana, tenemos la oportunidad de observar cómo que surgen en nosotros los sentimientos de ansiedad, aburrimiento, angustia, sensación de no saber qué hacer con nosotros mismos, de no saber siquiera a dónde ubicarnos en el espacio del presente.

Nuestra mente es inquieta , constantemente rezongamos, nos quejamos, nos hundimos en nuestros propios pensamientos inútiles. Gran parte de nuestra vida interior se caracteriza por esta especie de manera de pensar,  casi infantil:  “Me gusta esto, aquello es detestable, el me hirió, no me tomaron en cuenta. ¿Cómo puedo conseguir eso? ¿Cómo puedo luego conseguir lo otro?”.  Estos pensamientos emocionalmente alterados constituyen nuestros intentos de mantener activo el principio del placer, constantemente tenemos pensamientos inmaduros y egoistas, ninguno de nosotros está demasiados lejos del niño de 5 años que mide constantemente para ver a quién le dieron más y para reclamar más atenciones.

Cuando estamos en silencio a menudo presenciamos el surgimiento  de emociones difíciles y reaccionamos automáticamente yendo hacia la búsqueda de cosas que atrapen nuestra atención y nos distraigan del malestar. Esa huida de nuestras emociones desagradables  inmediatamente deriva en la supresión de todo nuestro sentir dejándonos tristes o aburridos, angustiados o perdidos. Nuevamente nos vemos obligados a ir hacia una nueva búsqueda de emociones, objetos y situaciones que nos produzcan placer. ¿Qué ocurre en este circuito? Que terminamos amputando una parte de nosotros mismos: nuestra auténtica naturaleza, ese espacio en el que no es necesario mucho más que nosotros mismos para saber qué hacer.

Si mediante la práctica de la contemplación, logramos abandonar el abrumador deseo de adquirir y actuar, de ser o de tener, de ir hacia el futuro o de volver al pasado, lograremos que nuestra agitada mente encuentre serenidad.
No hacer nada (o lo que los taoistas llaman “no-hacer”) no significa cerrar la mente o ir a dormir, sino aquietarla siendo consciente de cualquier cosa que ocurra en el momento presente, sin añadir el esfuerzo de intentar controlarlo. No hacer significa estar en paz.

***

Para seguir asimilando estos conceptos, aca va el rap que compartió Javy

“La soledad comienza”. Xhelazz

http://www.youtube.com/watch?v=meBjEgznOek

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Es mejor no hacer nada que perder el tiempo

  1. virginia dijo:

    ya desde el barroco se habla estrictamente del “horror vacui” del ser humano… permanentemente estamos tratando de acallar nuestra voz interna con voces ajenas… sea cuales fueran, cosa que muchos “vendedores de espejitos”, como decís, aprovechan. El silencio nos aterra a veces, porque nos enfrenta con todo lo que hay para escuchar dentro nuestro, todo lo que hemos postergado, a veces por no tener la suficiente valentía de hacerlo.
    También aterran los términos vagancia, pereza, como decís, pero no hacer no siginifica no-producción. Quizás “ocio productivo” es más constructivo que estar en actividad física y mental “visiblemente” para los demás. Hay que prescindir un poco de la mirada de los demás, más cuando uno quiere mirarse a sí mismo.
    gracias
    vir

  2. Nora dijo:

    Hola Fanny!!
    Te estaba extrañanando despues de tanto tiempo de no visitarte asi que me di una vuelta.

    Espero estés bien y feliz.

    Te acompaño en este difundir el estar con nosotros mismos; una manera de descubrir al que menos conocemos.
    Un abrazo!!
    Nora

  3. javycb dijo:

    muy muy muy y (lo digo otra vez) muy ilustrativa esta entrada. sencillamente genial. ese diálogo interno que todos tenemos y que esquivamos no es otra cosa que el mismo sócrates diciendonos: conócete a ti mismo.
    yo particularmente tengo una forma de callar a sócrates. cuando voy en el autobús camino de las clases en la facultad y no quiero pensar, no quiero interiorizar… subo el volumen de mi mp3. y lo hago porque, a menudo, no me gusta lo que encuentro. veo a un Javi egoísta, narcisista y despreocupado.
    es bueno poder compartirlo con alguien.
    dejo aqui el titulo de una cancion: “la soledad comienza” de xhelazz. es de rap, estilo poco atractivo para muchos, pero la letra no tiene desperdicio.
    un saludo!

  4. Hola Virginia: sí, efectivamente, el silencio nos aterra y como todo lo que aterra, nos provoca la huida, Creo que hacemos las cosas al revés, interpretamos nuestros sentimientos desagradables como señales de patología o debilidad y no como fuentes de información acerca de la vida y de nosotros mismos. En fin, de eso se trata, aprender a permanecer y a observar, eso solo a veces es suficiente para aprender. Abrazos

    Javi: ¡Hola amigo! Escuché el rap y me encantó. Si no te molesta, lo estaría subiendo en el blog como manera de decir lo mismo con otro lenguaje. ¿Puede ser?
    Sobre tu narcisismo, egoismo y otras cosas…no creo que sea tan así, estás dispuesto a la auto observación y eso es todo un cambio de visión. ¡Siempre que sea con bondad hacia vos mismo! ¿Eh? Pero es justo lo que le digo a Virginia, mirar y aprender y no salir corriendo. Otros abrazos para vos.

    ¡Hola Nora! De verdad, tanto tiempo, también te estaba extrañando, pero aunque a veces no escribo en tu blog, siempre le doy una mirada. Un abrazo “fresquito” para estos días.

  5. javycb dijo:

    Me alegro de que te gustase. Esa canción es realmente especial. Me alegra tanto como me sorprende, no sé por qué, jeje.
    En fin súbela al blog, no hay ningun problema, no es mía pero siempre es bueno compartir.
    ¡Otro afectuoso saludo!

Responder a javycb Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s