Pensar solos pero acompañados

“Los que están conmigo parecen al comienzo ignorantes, pero después hacen un progreso admirable. Sin embargo, es claro que nada aprendieron de mí. Han sido ellos quienes por sí mismos hallaron muchas y bellas cosas”           SÓCRATES

¿Qué depositamos a veces en los vínculos que establecemos, incluso en la relación con el terapeuta?
Las cosas son difíciles, la vida es compleja y suele sobrepasarnos, por eso es comprensible que nuestra tendencia suela ser la de depositar en los otros la fantasía de la salvación, esa falsa creencia que nos dice que habrá alguien omnipotente que podrá ayudarnos a sobrevivir. A su vez, algunos necesitan creer que ellos mismos son todopoderosos, de forma que el miedo no los haga sucumbir.

En este escena de la película “Charlie y la fábrica de chocolates” veremos resumido y con humor este tema tan profundo y difícil de manejar en los procesos terapéuticos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuentos, Educación, Poesía, Psicología, Psicología Humanista - Transpersonal, superación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s