Avestruz o ser humano, negar o evolucionar

“La verdad nos hará libres. Pero en primer lugar, nos hará sentir incómodos”

Mark Twain

Solemos negar lo que las cosas chiquitas o las grandes, lo que sentimos o lo que vemos, por más evidente que sea lo que estemos presenciando ¿Por qué lo hacemos? Porque la realidad nos duele, nos decepciona, porque no la podemos gobernar en todos sus aspectos. Negamos lo que nos ocurre a nosotros y también lo que le sucede a los demás, si no fuera así, la historia de la humanidad hubiera sido bien distinta. Los que han sido abusados, tienen a veces que negar los recuerdos para no sucumbir frente a ellos y quienes no la han pasado tan mal niegan porque no están entrenados en  enfrentarse al dolor. Otros niegan porque tienen un temperamento frío o porque han aprendido a enfriarse frente a la adversidad. Contrariamente los hiper sensibles niegan porque temen que el sentir los desarme en mil pedazos. Finalmente: ¿Cómo no negar un tanto frente a tantas cosas que vemos en el mundo en nuestros días?.

No es que esta lista de razones para negar implique una crítica, todo lo contrario, saber que negamos puede constituirse en una manera compasiva de aceptar nuestra humanidad, una forma de comenzar el trabajo psicológico que corresponde hacer en este caso es teniendo en claro que el negar se desarrolló en nosotros por fuertes razones. Observemos, por ejemplo, el hecho de que  algunas veces que negamos para equilibrarnos, si todo fuera conflicto y dificultad perderíamos la energía y la alegría que necesitamos para hacer lo que tenemos que hacer. Por lo tanto, la  negación es un mecanismo inteligente que nos ayuda a mantenernos vivos.

Lo primero para comprender este mecanismo  con el objetivo de no usarlo innecesariamente, es entonces reconocer y aceptar plenamente que tenemos esa tendencia, ya que quienes tienen sentido ético bien desarrollado sufren auto exigiéndose la total apertura a la verdad, cuando la realidad indica que su presencia absoluta es poco probable algunas veces.

Luego es importante aumentar nuestra capacidad para prestar atención a todo lo que nos está ocurriendo, ya que hacerlo desarrolla la habilidad para permanecer con las cosas a pesar de que nos resulten difíciles. Prestar atención sin rechazar cualquier cosa que surja, nos ayudará a  regular la intensidad con la que estamos negando, no es lo mismo negar un poco que absolutamente todo. Conectarnos y conocer íntimamente nuestras propias emociones, observarnos permanentemente, no censurar ni ser prejuiciosos con lo que observamos de nosotros, dado que, por definición de lo que es ser un ser humano, es imposible no tener sentimientos difíciles o contradictorios.

Encontrar gente con la que cultivar la fortaleza para ver “lo aterrador” y seguir luchando, compartir con otros, valorar el mutuo apoyo y la solidaridad, no bajar los brazos cuando pensamos que todo está perdido, saber profundamente que todo tiene una solución -aunque no sea la que esperamos- puede ser un buen antídoto para no tener que negar cuando no es necesario. Cultivar una buena base de confianza, una que sea el producto del trabajo realizado y no una fe ciega que se desmorona en la primera brisa que nos desilusiona. No olvidemos que allí a dónde nosotros estemos girando la cabeza para otro lado, habrá alguien dispuesto a aprovecharse de la situación. Piensen en los estafadores, por ej., expertos en torcer la realidad, nos mienten de frente mientras nosotros, que no hacemos lo mismo, solemos creer en lo que dicen por causa de nuestro propio miedo a ver las cosas como son.

Aprender a ser crudamente honestos con nosotros mismos puede ayudarnos a ejercitar la decepción, a volvernos  diestros en nuestra capacidad para frustrarnos para luego seguir andando. El proceso de negación es automático y se dispara inconscientemente con tanta rapidez que no nos damos cuenta algunas veces. Por eso, si somos auténticos y sinceros con nosotros: ¿Quién podrá sorprendernos con una verdad que nos resulte más cruda que las que nosotros hayamos podido ver?.

No olvidemos el humor e intentemos, toda vez que podamos, no ponernos melodramáticos, saber que todo cambia momento a momento, no tomarnos tan en serio algunas cosas: respirar hondo y sonreír frente a la dificultad puede ser una buena receta para aplicar a todo lo que nos toque vivir, tal vez así no nos veamos obligados a desconocer la realidad algunas veces.

Si, lo sé: fácil es decirlo, difícil hacerlo: ¿No será acaso difícil de hacer este camino cuya base es el fuerte y sostenido trabajo interno?  ¿Demasiado laborioso? ¿Demasiado largo? Puede ser, pero vale la pena ejercitarnos en ir hacia lo difícil sin negar. Piensen en las consecuencias que nos traerá el acarrear un equipaje de conflictos sin resolver, de cosas sin decir, de lágrimas sin llorar. No hay ninguna herramienta que pueda ayudarnos más que el atrevernos a pasar por lo que más nos duele y seguir enteros y erguidos ya que en estas artes se forja la verdadera fortaleza.   

Hacernos amigos de nuestras verdades internas nos ayudará a reconocer la diferencia entre el pasado y el futuro, a dejar atrás el miedo a  los dolores que nos amenazan desde las sombras con su repetición cuando no somos conscientes en que habitamos el presente. Finalmente, como afirmó Carl Jung: “Lo que niegas te somete, lo que aceptas, te transforma”.

Esta entrada fue publicada en Amor por uno mismo, Atención Plena, Autocompasión, Autoestima, Compasión, concentración, elegir, emociones difíciles, esconderse, Evolución, Humor, libertad, Mark Twain, Mindfulness, negar, Paz Interior, problema, Psicología, Psicología Humanista - Transpersonal, Psicoterapia, Relaciones difíciles, Salud, superación, Visión clara, Zona Transpersonal y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s