El miedo de seguir nuestro deseo

¿Cuántas veces dejamos de hacer lo que queremos a la vez que nos quejamos amargamente de la vida? ¿Hasta qué punto somos esclavos de hacer lo que va contra de nuestro deseo? ¿Cuánto debemos hacer lo que nos hace mal?.
En nuestro inconsciente mora la idea de que no debemos discrepar con las leyes establecidas, desde las más sensatas hasta las más arbitrarias que se puedan concebir. Una parte nuestra funciona con un profundo condicionamiento a lo establecido y solemos pensar que, cueste lo que cueste, debemos adaptarnos a la realidad social. No nos damos cuenta que somos “magnetizados” a seguir a la manada e integrarnos a la cultura bajo una amenaza silenciosa y sutil que nos indica que de no hacerlo, seremos indefectiblemente excomulgados.
Pero no nos enojemos con nosotros mismos ya que todo tiene una razón de ser, no hacemos nada porque sí. Desde los inicios de nuestra historia el pertenecer o no pertenecer al grupo determinaría nuestra supervivencia y es desde esos tiempos que vienen las huellas  que residen en nosotros pero que tal vez ahora podamos revisar. Ya somos otros distintos a esos primeros hombres y puede que sea posible preguntarnos cuánto pertenecer ciegamente a la “mayoría sensata” dejando nuestros deseos de lado.
Este video permite ejercitar el poder de elegir, de desear, de soñar y de concretar los sueños, nunca es tarde para decir “basta” o “prefiero comenzar de nuevo”.


© Fanny Libertun
http://www.zonatranspersonal.com.ar
http://www.facebook.com/zonatranspersonal

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alan Watts, Atención Plena, Autocompasión, disfrutar, elegir, libertad, miedo, Mindfulness, problemas sociales, Psicología Humanista - Transpersonal, sociedad, Transpersonal, Zona Transpersonal y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El miedo de seguir nuestro deseo

  1. Sylvia dijo:

    nunca es tarde para decir “basta” o “prefiero comenzar de nuevo”.
    Si todos hiciéramos lo que nos gusta qué planeta feliz que seríamos

    • Hola Silvia. Claro que sí, seríamos un peligro para los que no quieren el bienestar común. A raíz de tu comentario me quedé pensando….A veces no queremos dejar de hacer lo que hacemos por miedo a la desorganización y al caos…pero si miramos el planeta creo que, claramente, ya nos encontramos ahì. ¿no?. Un abrazo enorme y muchas gracias por tu comentario. Fanny

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s