¿Decimos “no” cuando es necesario?

El “no” se esconde en los obstáculos,
y en las crisis en las que sentimos miedo,
vive en las bocas de los otros
cuando ellos se atreven a opinar sobre nosotros.
Del “no” nacen la impotencia, la desesperación,
lo que está cerrado, lo que da vueltas sobre sí, lo que sentimos imposible.

A veces “NO” es la palabra perfecta
la única que puede ayudarnos a respirar cuando nos quitan el aire.
¡Y vean!…¡y sientan! cómo cuando alguien irrumpe en nosotros,
es la música más deliciosa, la más necesaria, la más pacífica.

Pero “NO” no es una palabra que habite en una geografía,
no tiene un espacio que podamos recorrer,
a veces ni siquiera es necesario, aunque a nosotros -claro- nos gusta apegarnos a él.

El “no” habita el corazón y está hecho sólo de pensamientos,
vive en quienes han sido maltratados,
en los que se sienten inseguros o tristes,
siembra el desasosiego en los que dudan.

El “no” suele desvanecerse cuando nos cubre la miel de la ternura,
ni siquiera se asoma cuando hay afecto y esperanza.
Si algunas veces nace un “no” que nos encierra,
la confianza podrá abirnos de nuevo el cielo  luminoso y abierto.

Fanny Libertun
http://www..zonatranspersonal.com.ar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s