Que tire la primera piedra quien se sienta libre comportarse así

deseo b“En Cuatro Nobles Verdades del Buda, sugirió que nuestras vidas están coloreadas por un sentimiento generalizado de insatisfacción. Él usó las palabras “dukka” para describir este sentimiento y dijo que era una de las características fundamentales de la experiencia psicológica. Nosotros queremos lo que no podemos tener y no queremos lo que tenemos, queremos más de lo que nos gusta y menos de lo que no nos gusta. Siempre estamos un poco hambrientos, o un poco a la defensiva, anticipando la huida de aquello que hemos trabajado tan duro para lograr. Detrás de cada sufrimiento, dicen los maestros budistas, siempre está el deseo de que las cosas sean diferentes. Este intento de controlar o gestionar lo que no se puede cambiar interfiere con nuestro fluir de nuestro Ser.”
~  Mark Epstein – “Going on Being”

“Era mejor ese restaurante, él es más sabio, ella es más encantadora, estoy de malhumor y no sé porqué, ¿porqué no fuimos al cine en lugar de ir al teatro? …te dije que era mejor mudarnos al otro barrio o comprar la otra casa o vivir en el otro país…”¡Es agotador ver las cosas así!…no obstante las vemos así.

La prueba de la insatisfacción permanente que padecemos son las adicciones (grandes o chiquitas) -en constante aumento en nuestra sociedad-; el mal humor injustificado de todos los días de algunos que tienen de todo pero sienten que no tienen nada; el amor insuficiente por lo que hacemos y  tenemos ; la crítica severa hacia otros que se atreven a hacer cosas que nosotros no hacemos y que además se sienten felices por ello; la queja de quien habla sin mirar el resultado que sus punzantes palabras tienen en quienes las escuchan;  adelante y así en más.

¿Quieren testear rápidamente estas cuestiones para constatar quién se lleva mal con sus propios deseos? Pueden preguntarle a alguien que está en medio de un berrinche  (a un niño o a un adulto, la edad no nos convierte en una excepción a este hecho): “¿QUÉ QUERÉS EN REALIDAD?”. Hagan la prueba, pregúntense esto a ustedes mismos mirándose al espejo y verán si sus  rostros palidecen en medio del desconcierto de no poder responder (claro, si no hay nada que sea suficiente, tampoco hallaremos una respuesta que sea suficiente).

Y cuando alguien se queja delante de nosotros, o “a” nosotros, la peor pregunta que podemos hacerle es: “¿En qué te puedo ayudar?”. La respuesta -que jamás pronunciarán porque hacerlo significaría dar el brazo a torcer- es “En nada…porque no necesito nada que no tenga en mi haber, ni tampoco sé lo que quiero en realidad”.

Apego, codicia, insatisfacción, rivalidades y luchas por recursos de lujo, etc…,etc. . Conocer y gobernar el deseo puede que sea el desafío más grande que tengamos por delante como humanidad.

© Fanny Libertun
http://www.zonatranspersonal.com.ar/
http://www.facebook.com/zonatranspersonal

Anuncios
Esta entrada fue publicada en adicciones, Buda, el deseo, insatisfacción, maestros budistas, mal humor, Mark Epstein y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s