Errar es humano, perdonar… también tendría que serlo

“Una vida dedicada a cometer errores no sólo es más honorable sino que más útil que una vida dedicada a no hacer nada”
-George Bernard Shaw

errar es humanoERRAR ES HUMANO, PERDONAR…TAMBIÉN TENDRÍA QUE SERLO.

Si los bebés fueran como adultos ninguno de nosotros estaría caminando ahora; afortunadamente ellos no están pensando en lo malo que es cometer errores por lo que se levantan después de cada caída hasta que finalmente resuelven el misterio de mantenerse erguidos, incluso lo hacen conservando el humor y la alegría.

Un error suele poder más que mil aciertos: ¿Porqué entonces no hacer al revés los balances del día que vivimos resaltando los pequeños logros, los desaciertos bien intencionados, la motivación que tan noblemente hemos sostenido a pesar de los malos tragos que nuestras equivocaciones nos han provocado? No sólo es posible “pensar al revés”, sino que es una experiencia cuyos resultados -estoy segura- se medirán por el bienestar que sentiremos en lo cotidiano.

En nuestras vidas, podemos llegar a aspirar a producir mucho y considerar que no nos hemos equivocado. ¿Pero qué es lo que hemos estado haciendo todo el día? Tal vez no hemos hecho más que cumplir con nuestras rutinas en actividades que no han tenido mucho sentido. Creo que sería preferible que cometiéramos muchos errores haciendo las cosas de manera creativa, cosas que nos lleven a ser mejores personas, personas más compasivas, que hagan que el mundo sea un lugar más amable, un lugar más feliz para todos.

Es mejor tomar riesgos al hacer cosas ya que así podremos profundizar más en las experiencias de la vida, aunque este tipo de vida implica inevitablemente el riesgo y cometer muchos errores. La única forma de crear es hacer un esfuerzo, fallar una y otra vez hasta que aprendamos a frustrarnos sin mayores consecuencias.

Es bueno saber amar nuestros errores ya que gracias a ellos hoy sabemos lo que sabemos. Es bueno también honrar las fallas en el momento exacto en el que somos capaces de verlas como una parte inevitable del proceso de aprendizaje. Es bueno reconocer los errores y perdonarlos, ya que esta también es la mejor vía para comprender más y mejor a los demás.

También es bueno saber estimar la diferencia entre el “error productivo” y el “error repetitivo”, el segundo requiere ser investigado en el marco de una vida en la que estemos siempre preparados para “profundizar” en nosotros. La observación permanente y constante de nuestro mundo interno nos llevará a esa clase de cordura que surge de no repetir los mismos errores una y otra vez, sino que busca aprender de todos y de cada experiencia.

© Fanny Libertun
http://www.zonatranspersonal.com.ar/
http://www.facebook.com/zonatranspersonal

Anuncios
Esta entrada fue publicada en aceptación, Amor por uno mismo, ansiedad, Atención Plena, Compasión, comprendernos, elegir, enojo, Enseñanzas, errores, mal humor, miedo, paciencia, perdon, problema, superación, Zona Transpersonal y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s