Poema de Mary Oliver

mujer3No hay que ser bueno.
No hay que andar de rodillas
durante cientos de kilómetros a través del desierto, arrepintiéndose.
Solo hay que dejar al dulce animal de tu cuerpo
amar aquello que ama.

~Mary Oliver

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libertad, Mary Oliver, poema, Poesía, Poesías y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s