Autoestima, lástima o compasión hacia sí

psot miercoles¿Por qué si decimos que es natural equivocamos cuando cometemos un error nos cuesta tanto no sentirnos mal con nosotros mismos? ¿Por qué si intelectualmente lo tenemos tan claro, al errar solemos derrumbarnos en algún grado? Para sentir una compasión profunda e inteligente por nosotros mismos, un amor que nos abarque en todos nuestros defectos y virtudes, es necesario reconocer  que la experiencia humana es compartida.

Cuando pensamos que somos únicos, especiales, que no estamos relacionados a los demás decimos: “esto me pasa sólo a mi…porqué a mi…yo debo ser el único que atraviesa por esto…”. Desde esta posición nos sentiremos especiales, pero grande será la tristeza y un devastador aislamiento. Por el contrario, la compasión es, por definición, un término que nos vincula necesariamente a los demás. Literalmente significa “sufrir con”, lo que implica una reciprocidad fundamental en la experiencia del sufrimiento. La emoción de la compasión surge, además, del reconocimiento de que la experiencia humana es imperfecta.

Es necesario observar e incluir en nuestra experiencia  el hecho de la interconexión de todas las cosas, de todos los seres vivos, de TODO. Si reconocemos esto, podremos ver con claridad que los conceptos de autoestima y amor propio son importantes, pero son incompletos por sí mismos ya que dejan afuera el factor de los “otros”.

Cuando damos por sentado que todo en la realidad es interdependiente, vemos con claridad que todos los seres humanos somos falibles, que todos tenemos algún nivel de ignorancia, que todos nos equivocamos muchas veces sin que importe cuál sea el “rango” intelectual ni la edad de la persona.

Cuando estamos en contacto con nuestra “humanidad compartida”, recordamos nuestros sentimientos de inadecuación y decepción compartidos por todos y esto es lo que diferencia la lástima de la compasión por uno mismo. Mientras que desde la lástima decimos “pobre de mí”, la compasión recuerda que todos sufrimos porque todos somos humanos. El dolor que YO siento, es el dolor que TODOS sentimos. Los motivos son distintos, las circunstancias son diferentes, el grado de dolor es varía en cada quien, pero el proceso es el mismo.

Todos nos frustramos, todos quedamos lejos de lo que deseamos ser o tener, todos sufrimos decepciones, todos hemos sido heridos o herimos a los demás alguna vez, todos nos sentimos mal  y muchas veces nos sentimos inadecuados. Esto quiere decir que todos estamos en el mismo barco, uno desde el que con tan sólo mirar a los demás en sus realidades puede ayudarnos a salir de una crítica y una queja que hace que nos sintamos víctimas, de una posición que nos aísla dolorosamente de los  demás humanos y -automáticamente- de la posibilidad de sentir amor y placer por nosotros mismos.

© Fanny Libertun
http://www.zonatranspersonal.com.ar/
https://vivosydespiertos.wordpress.com/
http://www.facebook.com/zonatranspersonal

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autocompasión, Autoestima, Compasión, errores, lástima y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Autoestima, lástima o compasión hacia sí

  1. Adriana carísimo dijo:

    Todos sufrimos. Todos luchamos para ser felices. Todos somos humanos. “Somos” El Todo…Gracias!!!!!!!

  2. josé Ramón Roda dijo:

    Muchas Gracias!!! Fanny por ayudarme a reaprender mis Emociones!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s