¡¡¡Muy feliz lunes!!!

“Despertar. Proceso (a) que nos permite cobrar conciencia de las tendencias, creencias, reacciones y conceptos inconscientes que operan automáticamente y nos mantienen atados a una visión estrecha y limitad de nosotros mismos y de nuestra vida, y (b) cobrar conciencia de nuestra verdadera naturaleza en tanto que presencia libres espontánea y transparente del ser.”
-John Welwood

daily good 9Buenos días, feliz lunes, no se preocupen, sé muy bien lo que estoy diciendo.

Aunque existen diferencias individuales en la forma en la que interpretamos el tiempo, encuentro que es muy común atribuirle cualidades a los días, el lunes es el día en el que nos sentimos tristes, nos baja la energía, los viernes….el mejor día, antecesor de la felicidad que a continuación traerá el fin de semana.

El lunes el chivo expiatorio de toda la semana, para algunos es el día en el que se desencadenará la mayor concentración de estrés, ¿Hay algo mejor que sentirnos así para que aumente la tensión?

El fin de semana es tradicionalmente un espacio lleno de actividades relajadas y agradables, pero el lunes es el regreso al mundo real y la responsabilidad que va junto con él. El lunes es el primer día de la semana de trabajo, lo que significa que se despertarán todas las cuestiones desagradables que forman parte de él y que dejamos “durmiendo” en el fin de semana.

Con el comienzo de la semana cambiaremos la pizza por los vegetales, las risas por el ceño fruncido, el jean por la incómoda ropa de trabajo y todo esto agravado por nuestra tendencia a asociar los fines de semana a la diversión y al trabajo con la monotonía, sin importar si ese es realmente el caso, o si se puede trabajar para cambiar la situación en lugar de sentirnos impotentes y deprimidos.

El lunes representa el cambio desde la libertad al aburrimiento, el fin de semana fue muy divertido, libre, un tiempo para hacer lo que querían hacer y el lunes evoca la vuelta a la realidad, los papeles apilados en el escritorio, las tareas en el hogar, el tráfico, llevar a los niños a la escuela a tiempo o a los cumpleaños o a las clases particulares, limpiar la casa, hacer las compras, preparar comidas, etc…etc.
Ni siquiera el bajón del lunes comienza el lunes sino que lo hacemos comenzar los domingos a la noche cuando ya nos estamos sintiendo mal. ¿Cómo no despertar el lunes con baja energía?

Para los que se sienten mal, sugiero que vuelvan a la cama para levantarse otra vez de modo que puedan mirar el día con otra mirada, con una actitud fresca, ya que puede que los odiados lunes no sean lo que parecen ser. Se puede trabajar internamente para aprender a apreciar y dar la bienvenida al primer día hábil de la semana, y sentirnos entusiasmados de comenzar la semana.

Los lunes, como todos los días, pueden convertirse en la oportunidad de salir adelante, de lograr cosas, de discernir cuáles son las rutinas innecesarias para así poder dejarlas de lado. Al optar por tener una mejor actitud hacia lunes, todo a nuestro alrededor comenzará a cambiar. El estrés podrá ser reemplazado por la pasión. Podremos adquirir nueva energía y comenzar a sentirnos bien acerca de nosotros mismos y de nuestros logros a principios de la semana.

Si aceptamos los aspectos desagradable de la vida como parte de ella, como fuente de problemas y conflictos útiles y que pueden enseñarnos, podremos dar la bienvenida a la responsabilidad, ya que ella no nos obliga solamente a hacer lo que otros quieren que hagamos, sino que puede ayudarnos a llevar las riendas de nuestras vidas.

Cuando hacemos un buen uso de los lunes, también lograremos dejar de llevar la tensión a través de los días de la semana. Solucionamos los problemas que se producen en lugar de cerrarnos a ellos si comprendemos que los problemas suelen ser la tierra fértil de cultivo de nuestros mejores aprendizajes y virtudes.

El despertar es un proceso que dura toda la vida, nos lleva a la espiritualidad sin que sea necesario tener intermediarios con lo Divino y que depende de lo que hacemos segundo a segundo en nuestras vidas. El despertar es un proceso que nos pertenece a todos, no sólo a los elegidos, a la vez que depende tanto de lo que hagamos con la alegría como con la tristeza y el fracaso, los lunes, los martes, los miércoles y los restantes días.

Fanny Libertun
http://www.psicologiadelacompasion.org/
http://www.facebook.com/zonatranspersonal
https://vivosydespiertos.wordpress.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s